Seleccionar página
Por la Igualdad de Género en el trabajo

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

GRUPO SANIMOTOR. Por la Igualdad de Género en el trabajo

En Grupo Sanimotor apostamos por la igualdad de género en nuestros talleres. Aunque el mundo de la mecánica siempre ha girado alrededor de la órbita masculina, la incorporación de la mujer en estas tareas ha comenzado a mostrar claras ventajas: Son más perfeccionistas, responsables, ordenadas y cuidan las herramientas.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Por una costumbre cultural, hemos ido identificando ciertas profesiones a la condición de hombre o de mujer.

El sexo no puede ser un límite para una profesión más allá de las exigencias físicas que requiera.

Recuerdo que una amiga mía médico me explicó una vez la energía que hay que desplegar en Urgencias para las maniobras cardiorrespiratorias en un enfermo que ha sufrido un paro cardíaco.

No todos tenemos esa capacidad, cierto, como tampoco todos tenemos la misma resistencia para la apnea, que permite ser submarinista.

Así, ser bombero, transportista de mudanzas o descargador en un puerto va en función no del sexo sino de la fuerza física.

Quien tenga la suficiente podrá desempeñar el oficio sea hombre o mujer, si además cumple el resto de los requisitos: resistencia al estrés, trabajo en equipo…

Para el resto de las profesiones, habrá que demostrar cualidades de otro tipo y el sexo, por tanto, ya no será un obstáculo.

Los estereotipos se rompen (o desaparecen sin violencia) con la educación, con aportar conocimientos a los niños y con el ejemplo.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»12659″ img_size=»full» alignment=»center»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Las profesiones propiamente masculinas o femeninas vienen dadas por aportar cualidades que solo se dan en aquel sexo.

Podríamos hablar de un tenor, un bajo o una soprano, porque su naturaleza les obliga a cantar en un registro de voz determinado.

También sería ingenuo no reconocer que los trabajos en los que la fuerza física es un valor son preponderantemente masculinos.

Pero no por una decisión arbitraria sino porque la naturaleza suele hacer más fuerte y más veloz al varón (solo hace falta ver los registros de los Juegos Olímpicos).

Sin embargo, incluso en algunas disciplinas deportivas se está observando que la mejora de la forma física femenina, da excelentes resultados, que hacen posible la incorporación de la mujer en puestos laborales antes reservados al hombre. Pongamos por caso, escaladores que trabajan en la limpieza y restauración de edificios.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Ponte en contacto con nosotros

Tanto si tienes alguna duda, o si necesitas una cita en alguno de nuestros talleres, escribenos y estaremos encantados de atenderte.

7 + 14 =